CONSEJOS PARA NO DESPERDICIAR COMIDA

No malgastar en alimentos, es otra forma de ahorro. Saber administrar bien todo lo que tenemos en la nevera y congelador, es importantísimo para no tener que tirar comida de forma innecesaria.

La falta de organización y la mala previsión, tiene como resultado que tiremos mucha comida a la basura.

Seguro que muchos tenéis dudas sobre el tiempo que podemos conservar en el congelador algunos alimentos. Tanto el frigorífico como el microondas son fuentes de muchos errores que cometemos en la cocina cada día.
Hoy os quiero dejar los límites de tiempo que podemos dejar los alimentos tanto en el frigorífico como en el congelador sin que se echen a perder.
Espero que os sean de mucha ayuda.

 

Lo primero que debemos tener claro, es donde debemos guardar los alimentos en el frigorífico, y después conocer el tiempo de duración en que podemos tener los alimentos en el congelador, porque no solo puede perder su sabor, también se convierten en pocos seguros para la salud.

Cuando comemos los alimentos a la temperatura adecuada y en el tiempo correcto, también nos estamos asegurando de evitar intoxicaciones.

ENSALADAS
Las ensaladas que llevan mayonesa, huevo, atún, pasta o pollo, la podemos tener de 3 a 5 días en la nevera, pero no las debemos congelar.

SALCHICHAS DE PAQUETE
Si el paquete no está abierto, lo podemos tener en la nevera hasta su fecha de caducidad, pero si el paquete está abierto lo podemos tener 7 días en la nevera y de 1 a 2 meses en el congelador.

SALCHICHAS FRESCAS
Si acabas de llegar de la carnicería, es mejor que te des prisa en hacerlas, porque aguantan un par de días en el frigorífico. La podemos congelar y aguantarán un máximo de 2 meses.

 

BACON
Un paquete de bacon lo podemos conservar una semana en el frigorífico y 1 mes en el congelador.

EMBUTIDO
Si está abierto, lo podemos tener un máximo de 5 días en la nevera y en el congelador de 1 a 2 meses.
Si el paquete de embutido no está abierto, en el frigorífico se conservará de 10 a 14 días y en el congelador un máximo de 2 meses.

BOTE DE MAYONESA
Si está abierto lo podemos conservar un máximo de un mes y nunca meterlo en el congelador.

CARNE PICADA
Es bastante delicada. Si está envasada en el frigorífico la podemos tener hasta que nos indique la fecha de caducidad, pero si es comprada en la carnicería aguantará de 1 a 2 días en la nevera. Congelada la podemos conservar de 3 a 4 meses.

CARNE PARA ASAR
Si son de caza, cordero, ternera, cerdo….hay que gastarlas antes de 5 días y congeladas las podemos tener hasta 1 año.

CHULETAS
Si son de cordero, ternera o cerdo, se conservan en el frigorífico unos 4 ó 5 días y congeladas de 4 a 6 meses.

FILETES
Unos ricos filetes de ternera o cerdo, nos aguantarán en la nevera hasta 5 días y congelados de 6 a 12 meses.

PAN
No lo metemos en la nevera pero si congelar de 3 a 6 meses.

NUGGETS
Cuando son de pollo, lo podemos tener en el frigorífico unos 4 días y en el congelador de 1 a 3 meses.

 

AVE
El pollo y el pavo entero, también hay que consumirlos pronto, un máximo de 2 días aguantan en el frigorífico, pero congelados los podemos tener hasta 12 meses. Si la carne está en piezas en el congelador aguantan algo menos, unos 9 meses.

 

CARNE YA COCINADA
Si ha sobrado carne y la queremos guardar, tendremos que comerla en máximo 4 días, pero si la queremos congelar, en el congelador nos aguantará de 4 a 6 meses.

PESCADO BLANCO
En la nevera de 1 a 2 días y en el congelador hasta 6 meses.

PESCADO AZUL
Los mismos días en la nevera que el pescado blanco pero dura un máximo de 3 meses en el congelador.

SOPAS Y GUISOS
Si llevan verdura o carne, aguantarán en la nevera unos 4 días y en el congelador hasta 3 meses.

 

PIZZAS
En el frigorífico un máximo de 4 días y si las congelamos aguantan 1 ó 2 meses.

 

LO QUE NUNCA DEBEMOS CONGELAR

Las verduras en crudo. frutas, huevos, ensaladas de hojas verdes, fritos, leche, yogures, queso y migas.

CONSEJO
Lo mejor es no apurar mucho las fechas, guardar cada producto con una pegatina o etiqueta pegada en el envase donde ponga la fecha de congelación, utilizar envases adecuados (evitando el cristal para congelar porque luego se agrieta al descongelarlo) y hacer limpieza cada cierto tiempo del congelador donde aprovechemos para consumir lo que tenemos guardado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *