¿GASTA MÁS EL LAVAVAJILLAS O LAVAR A MANO?

Seguro que muchas/os os pondríais a llorar si se rompe el lavavajillas y más en esos días en que tenemos alguna cena o comida en casa. Vemos como los platos se van amontonando y de repente nuestra cocina se llena de pequeñas y grandes montañas, listas para ser lavadas….en ese momento el lavavajillas se convierte en nuestro mejor aliado, una maravilla que cae como caído del cielo que nos quita faena y nos ofrece tiempo.

 

bvb

 

Pero, ¿qué consume más el lavavajillas o lavar a mano?

El uso del lavavajillas, nos hace reducir a más del 50.% el consumo de agua diario. Por ejemplo, mientras que la máquina gasta 10 litros de agua por hora de lavado, nosotros gastamos 80 litros diarios, lavando a mano.

Para conseguir también un ahorro de energía, debemos esperar a llenar el electrodoméstico lo suficiente y hacer una carga completa. Utilizar el programa ECO, que aunque es el más largo, nos permite un ahorro en la energía y el agua.  Recordad siempre que dos programas a media carga, gastan más que un programa completo.

Con el programa ECO, el aparato tardará casi 1 hora en completar el lavado, pero es el que permite un mayor ahorro  porque lo hace a menor temperatura y se gasta menos que con un lavado normal. Para que os hagáis una idea, aproximadamente un 15% menos de agua y un 20% menos de energía.

También os aconsejo revisar vuestra factura de luz y saber el tipo de tarifa que tenéis contratada, para saber la franja horaria más económica.

Según la OCU, utilizar el lavavajillas nos aporta un ahorro en la factura de la luz de casi 4 euros mensuales.

Os cuento que hay opiniones para todos lo gustos y hay quien afirma que lavar los platos sin mantener el grifo abierto, es más barato que utilizar el lavavajillas. Y seguro que hay muchos que opinan igual pero hay un gran porcentaje que opina de forma contraria, ya que solamente en España se compran al año más de 570.000 lavavajillas.

Son muchos los estudios que avalan este electrodoméstico frente al lavado tradicional Pero en caso de no tener lavavajillas o simplemente no os apetece utilizarlo, hay algunos detalles que debéis tener en cuenta para ahorrar en agua.

  1. No mantener el grifo abierto. Se debe mantener cerrado mientras se enjabona.
  2. No abrir el grifo con más presión de la necesaria. También podéis colocar unos reductores  que son muy económicos y aunque se tiene la misma sensación de presión, sale la mitad de agua. Lo podéis comprar en una ferretería.
  3. Si hay comida pegada en la sartén o la olla, podéis ponerle un poco de agua al terminar de cocinar y aprovechar el calor residual de la vitrocerámica  o fuego para que se despegue.
  4. Si hay mucha grasa, lo mejor será lavar con agua caliente.

 

nnb

 

AHORRAR LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *